?

Log in

Previous 10

May. 20th, 2014

Hyouka

Después de largas deliberaciones conmigo misma decidí ver este anime. Todo se debió a que en el tumblr ponían muchas imágenes de esta serie, las cuales son bastante bonitas. Aunque no es una trama de acción ni tiene momentos hilarantes como muchos de mis favoritos fue una gran sorpresa. Al principio parece un intento de género detectivesco, al estilo Sherlock Holmes, con misterios muy interesantes que se van resolviendo con deducciones hechas por un grupo de adolescentes. (Debo admitir que esta idea me causaba conflictos porque esos muchachos parecen más inteligentes que cualquiera que haya conocido en mi vida.) Pero después de algunos capítulos la trama se concentra en reflexiones bastante interesantes sobre el talento y el conformismo.
Uno de los chicos, el protagonista, es el que termina resolviendo todos los misterios y sus amigos empiezan a reconocer ese talento. Él prefiere pensar que es suerte porque tiene una política de "ahorro de energía", no se esfuerza en nada a menos que tenga que hacerlo, como resultado de una continua rivalidad con su genial hermana mayor. En ese momento, una compañera de grado superior lo fuerza a aceptar ese don y a trabajar en resolver la trama de un película de misterio. Resuelve el misterio él solo pero sus amigos, con los que siempre retrabajaba, le señalan errores en su teoría y le hacen dudar acerca de sus deducciones. Nuestro protagonista vuelve a dudar de su capacidad y del supuesto don que posee, decide volver a su antigua actitud.
Hacia el final vuelve la polémica, ¿se nace con talento?¿el talento es trabajo? Si no se posee un don ¿se puede trabajarlo u obtenerlo a base de esfuerzo? o ¿Para qué esforzarse sino se tiene ese don?  Por otro lado, está la envidia que puede sucitar en ti hacia tus amigos o viceversa, que es lo que pasa en la trama. Otro tema destacable es acerca de las expectativas que los demás tienen en una persona y del trabajo que implica cumplirlas, incluso en el amor, la amistad o la familia.
Disfrute mucho viendo este anime. No trata de nada complicado, solo problemas mundanos retratados de manera sencilla.   
Tags:

Mar. 10th, 2014

Anime

A veces cuando he terminado de ver alguna serie o estoy dispuesta a comenzar una nueva no sé por donde empezar. Tengo una lista de títulos basada en recomendaciones de mis amigos y, aun así, no soy capaz de elegir una. Siento ansiedad y miedo a equivocarme, lo que para mí significa: perder tiempo viendo una historia que no valía la pena. A veces comienzan muy bien y después la trama se lanza en picada contra el suelo o desde el inicio son muy malas, pero por intentar darles una oportunidad termino más decepcionada.
Y es que siempre busco algo diferente. Algo sin sentido pero cómico o profundo e interesante. Todo depende de mi estado de animo. Por lo general, las historias que más me han gustado tienden a ser shonen, pero con toques cómicos como Bleach, One piece, Katekyo, Magi y noragami. Y por esta razón, buscaba algo parecido pero no lo he encontrado.
Desde que tengo mi top 5 de series, hace un par de años, no ha cambiado mucho. Eso demuestra que nada me ha sorprendido lo suficiente para cambiarlo. Muchos elementos que veo me parecen repititivos, escenas que deberían ser graciosas no me logran sacar ni una sonrisa. Pero cada vez que veo One Piece todo cambia, me muero de la risa y me emociona la trama aunque sea un poco lento en el anime. Espero encontrar algo bueno y compartirlo con ustedes :)
Tags:

Jan. 24th, 2014

Depresión

No tenía idea de cuál titulo sería mejor para este entrada, solo quería escribir algo para desahogarme.
Desde hace unos días me he sentido bastante frustrada y sé que mi forma de escapara de tal sentimiento es distraerme de mis deberes con cualquier cosa. Sin querer o inconscientemente termino encontrando cosas que me ponen en un estado peor, como si un sentimiento más terrible me hiciera olvidar de momento mis preocupaciones.
Fue así que empecé a ver videos que me hicieran sentir miedo. Como una serie de youtube titulada Marble hornetts. A diferencia de casi todas las películas de terror que he visto, esta si te one los pelos de punta. Todo se basa en el ambiente creado por estos estudiantes de cine en cada video, los cuales duran 10 o 15 min. Me asustaba tanto que no podía irme a dormir. No sólo por la serie en sí, sino porque empecé a relacionarlo con pesadillas que he tenido desde la secundaria. Mis terrores nocturnos se debían a traumas de la infancia (aún recuerdo muy bien el miedo a morir que me causaban).
Cuando terminé de ver esos videos busqué más. Así me encontré con unos al estilo cutre de programa de aliens, pero realmente me asustan por rídiculo que parezca. Creo que lo peor es cuando te advierten que es real, aunque mi mente me diga que no pueden serlo por la incongruencia del relato que narran.
De los videos que me dan más terror son aquellos que hacean un conteo acerca de los peores lugares del mundo, lugares altamente contaminados por el ser humano. Esas cosas reales que no quería creer que existían pero que muy dentro de mi sé que son posibles.  Eso me regresa a la realidad, que siempre es peor que cuaquier relato terrorífico. Dentro de mí existe un gran misántropo. A veces no soporto a la mayoría de los seres humanos, los desprecio e incluso prefiero que se manifieste el apocalipsis. Cuando esos relatos, los que tratan acerca de las atrocidades de los seres humanos, llegan a mi aumentan mi indignación contra lo humano.
La gota que colmó el vaso esta vez fue leer un artículo acerca de la denuncia de un poítico que vendía seres humanos a otros para su explotación. En los comentarios algunos vociferaron violentamente en contra de tal mounstruo, otros no se sorprendieron de que ese tipo de personas existan en nuestra sociedad. Pero hubo un individuo que incluso defendió al político en cuestion. Su argumento iba en contra de aquellos que llamaron pederasta al individuo porque había abusado de niños pequeños. Él explicó que no era lo mismo e incluso invitaba a algunos a leer un manual acerca del buen amor, o sea un texto que defendía el abuso de niños. Pero advirtió que se debía tener la mente abierta.
Solo sentí que las lágrimas me cubrían el rostro. Me quedé sentada sin poder moverme. Mi sentimientos no eran de rabia, como aquellos que se tomaron la molestia de contestarle, sino solo de inmensa tristeza. La manera más adecuada de describir lo que me pasó en ese momento es como haber chocado contra un gran muro a toda velocidad. Quedé destrozada. Muy dentro de mi sé que existen ese tipo de personas y que hay cosas aún peores en este mundo, pero cuando se me muestra qué tan real es y cómo una persona puede creer que algo tan atroz es bueno simplemente me deja sin palabras.
Como dije al principio soy yo que inconscientemente quiere hacerse daño, un dolor más grande hace desaparecer aquellas preocupaciones diarias. Hace ver mi frustración como algo insignificante.
gracias por leer :)

Dec. 19th, 2013

Nunca volveré a ver las bufandas de la misma manera

Hace un par de días una compañera de mis clases de japonés, muy aficionada a la lectura de mangas yaoi, me mandó un video de un especial u ova de una serie llamada kyoukai no kanata. No he visto la serie pero el video es muy gracioso. Aunque al mismo tiempo hizo que mi idea de las bufandas cambiara radicalmente. Esto es demasiado para mí y para mi cerebro. Solo recomendaría que lo vieran bajo su propia responsabilidad jajajaja

Es demasiado. Entre las chibis bailando y el monito pervertido de la bufanda no sé que es más extraño.

Mar. 13th, 2013

bathroom I

Miraba el cielo desde la ventana mientras la clase seguía su curso. Oía el rumor de la voz de la profesora a lo lejos como un sueño. Sabía que debía poner más atención pero simplemente no podía. No era que no le interesara lo que la profesora con empeño intentaba explicarle a él y a sus compañeros, solo estaba terriblemente cansado. Podía  haberse quedado dormido sentado en la banca en ese preciso momento. Todo se lo debía a las interminables persecuciones nocturnas de hollows por toda Karakura.
Había masticado su último chicle mentolado, esos que sabían meterse hasta las profundidades de tu cerebro por sus sabor penetrante y que te despertaban al menos momentáneamente. Corría el riesgo de empezar a entrar al reino de los sueños en plena clase y que la profesora le aventara el borrador por la cabeza, al menos así se despertaría aunque se convertiría en la burla de sus compañeros. Aún así, tenía una imagen que cuidar.
Terminaba la clase cuando empezó a dormitar en pequeños lapsos sin que se percatara nadie, pero al salir del salón su sueño se había disipado gracias a los gritos de Keigo. De camino a casa sentía el peso de las noches a medio dormir y estuvo bostezando repetidamente en el trayecto.
Inoue se dio cuenta y le demostró su preocupación al preguntarle si se sentía bien. Él le contestó que sólo tenía que dormir un poco llegando a casa, porque eso era lo necesitaba hacer inmediatamente. Así que llegó, cerró la puerta de su habitación y se metió en la cama sin siquiera decir o hacer otra cosa. Sus hermanas no se sorprendieron de su actitud y Karin solo pudo pensar que eran cosas de chicos de su edad como siempre le explicaba su padre.
Los siguientes días no fueron diferentes. Sabía que tenía compañeros que le ayudaban cuando algún hollow aparecía, pero últimamente sentía que había más trabajo que de costumbre. Si las apariciones de estos seres estuvieran aumentado alguien le hubiera advertido porque, seguramente, sería señal de algo malo. Urahara-san siempre estaba al pendiente e Ishida no se quedaría callado.
Pensando en su compañero Quincy, se dio cuenta que últimamente no había hablado mucho con él. Eso era otra vez su falta de atención a los detalles. Recordó que hubo una vez cuando ni siquiera había notado la presencia de su compañero en la clase, nunca se había preocupado por saber con quienes asistía a la escuela. Conocía a aquellos que se le acercaban pero él no era del tipo amigable y abierto. A pesar de eso había hecho bastantes amigos, porque aquellos que se le acercaron realmente querían conocerlo y no les importaba qué clase de persona pareciera. Inoue, Chad, Ishida, Keigo, Renji, Rukia y hasta Kenpachi o Byakuya; todos ellos habían descubierto el verdadero valor de Ichigo.
Pero estaba muy cansado para pensar en porqué no había visto a Ishida, así que solo pensó que no recordaba haberlo visto. La presencia de un hollow no lejos de su casa lo arrancó de su somnolencia. Maldijo al cielo por no dejarle respirar ni un momento y salió por la ventana ya convertido en shinigami.
¿Qué demonios estará pasando en Karakura?
Había llegado el verano más rápido de lo que esperaba. El calor era sofocante dentro y fuera del salón de clases, de camino a casa sentía la presión de la atmósfera veraniega como si estuviera dentro de una olla hirviendo. Llegaba a casa con la camisa pegada a la espalda por el sudor y dentro de la casa no mejoraba mucho. Al menos tenía un ventilador en su cuarto que le dejaba hacer la tarea en paz.
Pero como las cosas con los hollows no habían cambiado desde hace semanas y con los exámenes finales encima no tenía tiempo para preguntarse porqué pasaba esto. Cuando no estudiaba o trabajaba, apenas tenía tiempo para comer y mal dormir. Y lo peor era que no había asistido a su trabajo de medio tiempo.
En la escuela fue terrible, ya no podía mantenerse despierto en el salón gracias al calor. Ya había probado la ira de la profesora en forma de borradores o marcadores que le daban directo en la cabeza, después del grito: ¡ICHIGOOOO! ¡DESPIERTAAAA!
Los chicles de menta dejaron de funcionar y picarse los ojos ya resultaba demasiado doloroso, no se le ocurría que hacer para no caer desmayado en el escritorio.
Sentía sus ojos cada vez más pesados y cabeceaba en su asiento, sabía que de un momento a otro quedaría dormido sin darse cuenta. Entonces, pidió permiso para ir al sanitario y la profesora por compasión lo dejó ir. Ella pensaba que probablemente su alumno tenía problemas en su casa, no era común verlo tan cansado.
Ichigo dio gracias al cieo por su bondad cuando salió de la clase. Era la hora en que todos estaban en mitad del segundo período de clase, aún faltaba mucho para salir, por eso en todo el pasillo no se encontró ni un alma, ni escuchó más que el rumor de las voces de quienes estaban dando clase.
Era inusual que alguien estuviera en los baños del piso en el que se encontraba, porque casi siempre no había agua o estaban descompuestos. Incluso los conserjes guardaban sus herramientas de trabajo dentro de los baños que ya no estaban en servicio. Pero por la pereza de bajar las escaleras, prefirió tentar su suerte con los lavabos de ese sanitario.
Fue una gran sorpresa encontrarse con aquel baño cerrado. Sintió que había alguien adentro y lo reconoció por su reitsu, era Ishida. Pero, ¿qué hacia encerrado en el baño? Es más ¿cuándo salió del salón? Muchas más preguntas se arremolinaban en su cerebro, pero no pudo aguantar la curiosidad. Con mucho cuidado, tratando de no hacer ruido, fue abriendo la puerta. Ocultó su propio reitsu, se escabulló como un ninja en el baño y cerró de nuevo la puerta.
Adentro escuchó algo que lo dejó plantado en el suelo: gemidos. Apenas se podían oír, pero eran inconfundibles. Sintió como el color se le subía a las mejillas y el pulso comenzaba a acelerársele, nunca hubiera imaginado que esto podía pasar. Ahora no sabía qué hacer, estaba confuso. Pero en medio de las dudas una parte de su cuerpo estaba muy segura lo que quería. No pudo aguantar más, hace tiempo que no había podido desfogarse. Por lo mismo se vino más rápido de lo que quiso, para quedar completamente avergonzado de sí mismo.
Salió del baño con sigilo mientras se aseguraba que Ishida no se hubiera dado cuenta, al menos todavía no había salido a gritarle o algo peor. Al parecer aún no terminaba de hacer lo que sea que estuviera haciendo.
Al entrar al salón sintió como si todos supieran lo que había hecho y que lo miraban con reprobación. Se sentó en su pupitre y se metió de lleno en el libro para ocultar la culpa que se dibujaba en su rostro.
No vio a Ishida el resto del día, tampoco se atrevió a preguntarle a los demás por él. Regresó a su casa y la rutina siguió como hasta el momento, no tuvo tiempo para pensar en lo que había pasado pero eso estaba bien. Hasta que, al día siguiente, mientras estaba en clase se dio cuenta que su compañero otra vez no estaba. Sintió inmediatamente que la sangre le hervía, ya no pudo estar tranquilo en su lugar y pidió permiso para salir de nuevo.
Ahí estaba otra vez en lo sanitarios que no funcionaban, con los pantalones abiertos y masturbándose mientras oía los lindos sonido que hacía el joven quincy. Aunque algo dentro de él le decía que eso no estaba bien y que en cualquier momento alguien lo descubriría, no podía parar. Con todo el trabajo acumulado no había tenido tiempo para pensar en  las necesidades de su cuerpo y éste ya le reclamaba un poco de atención.
Mientras se preparaba para regresar al salón sin hacerse notar, oyó algo que le dejó perplejo: Ishida había mencionado su nombre entre gemidos, además de otras cosas que le hicieron explotar su imaginación.
Corrió al salón entre asustado y confundido, pero sin dejar de pensar en lo que quería hacerle en la realidad al quincy.

Dec. 20th, 2012

2012

Este año ha sido uno excelente, aunque no salió todo como yo esperaba.
Dejé la terapia después de un año y medio. Me ayudó mucho pero tenía que moverme.
Acabé los niveles básicos de japonés y aprobé el examen oficial.
Hubo cosas malas pero prefiero no recordarlas. Yo soy de aquellas personas que ponen más atención a lo negativo por eso prefiero evadirlo. No es que no exista pero no quiero darle importancia.
Entre los libros que leí hay muchos autores japoneses: Mishima, Kawabata y Banana Yoshimoto. Me parecieron novelas muy nostálgicas, me hacían sentir mucha trsiteza aunque sus finales me parecían esperanzadores. Tal vez fuera eso lo que me entristecía.
También leí a Pamuk, mi autor preferido. "El club de la pelea", "El libro de arena", "Pardaillan II", entre otros, me acompañaron en mis visitas al Hospital General. Aliviaron mucho el peso de la espera.
El anime fue otra de mis grandiosas evasiones: empecé a ver Fairy Tail, Nurarihyon, k project, Psycho Pass y Berserk. Terminé Uragiri wa boku no namae wo shitteiru, Durarara, Ao no Bungaku series, D gray man y pandora hearts. Mucho shonen. Una serie hace notar mi obsesión por las novelas japonesas y otra mi obsesión por el BL. Todas son muy buenas.
Fue el año de leer los mangas yaoi que pudiera, cortesía de las recomendaciones de Gaby-chan. Las más interesantes historias fueron las de Yoneda Kou, fuertes pero muy distintas a lo que había leído hasta ahora. Sakura Gari fue una de las mejores por su ambientación historica y su trágica trama. Yuuutsu na asa también se teje en otro tiempo histórico y aunque no está completa tiene muy buen argumento. Ambas tratan la relación amo-sirviente y el problema de la división de clases. Hasta leí uno coreano que es bueno si te gusta el género, abundante en situaciones cómicas y clichés propios del yaoi; pero con una visión distinta del mismo.
Series de televisión: True blood, Broadwalk empire, Game of thrones, el mentalista, the walking dead, american horror story y la penúltima temporada de Dexter. Ahora sí me alejé de los géneros policiacos. La mejor fue Game of thrones por su producción y las intrigas que se entretejen. Hasta quería leer los libros.
De cine siempre hay mucho. Vi e Hobbit que me hizo recordar viejos tiempos. Por primera vez vi algo de Chaplin "Luces de la ciudad", de Fellini "La dolce vitta" y de Bergman "El mago". Todas películas hermosas, clásicos que se quedaran en mi mente.  De Hitchcock "Vértigo", que vi porque esa es mi principal fobia. Además de películas como la de Batman y los Vengadores, entre muchas que ya ni recuerdo. Pero la mejor fue "Le hein", que retrata la violencia y el odio de nuestra sociedad en una historia trágica.
Ese es mi recuento de este año en cuanto a cosas que disfruté en entretenimiento, son las cosas que junto a las pequeñas escenas cotidianas que me hacen querer seguir. Me relajo y solamete disfruto.

Sep. 14th, 2012

Orhan Pamuk

¡¡¡Hola!!!
Ahora estoy con mejores ánimos que hace una semana, realmente sentía que cargaba al mundo en mis espaldas. Pero ya mejor después de desahogarme. 
Escribo esta entrada para hablar de uno de mis escritores favoritos: Orhan Pamuk. La primera vez que oí hablar de él fue en un programa de radio (me encanta escuchar y ver recomendaciones literarias, aunque no tenga dinero ni tiempo para poder leer todo). Después decidí ir a buscarlo a la bibioteca porque una maestra, a la que admiro mucho, nos habló de una de sus novelas. 
Antes de que fuera tan friki como ahora solo leía literatura latinoamericana, inglesa y francesa. Fue una gran sorpresa cambiar de rumbo y decidir leer a un escritor turco. Lógicamente su concepción del mundo es distinta a la de nosotros, sus valores y sus ideas son propias de su país. 
Fue ganador del premio nobel de literatura en 2006, lo que hizo que muchos lo conocieran. La verdad es que para eso sí sirve el nobel, para conocer la producción literaria de otras latitudes y para que sea traducida a otros países. 
Nieve fue mi primer encuentro con este increíble narrador. Es la historia contada en tercera persona de un hombre llamado Ka, que regresa del exilio en Alemania a su país. Se ve investigando en un poblado (Kars), el suicidio de varias jóvenes por la prohibición del velo. Retrata increíblemente la posición de Turquía en el mundo, como una nación entre occidente y el medio oriente; entre la tradición y la modernidad. Esto es constante en el resto de sus trabajos, pero destaca el retrato de una sociedad que intenta mantener sus tradiciones y costumbres a pesar de la vorágine del progreso que empieza a arrastralos. Hace mucho que un libro no me hace llorar, pero hay un pasaje muy impactante y violento que te deja indefenso. 
Me llamo rojo es para mí la mejor novela de Pamuk. Tras el transfondo de una investigación de tintes policiacos o detectivescos, sbore el asesinato de un maestro artista del siglo XVI, se cuenta también el conflicto entre la pintura tradicional turca y la nueva ola pictórica europea, además de la historia de amor del protagonista con una hermosa viuda. Siempre presente el choque cultural.  Lo interesante de esta novela es que viene cargada de muchos relatos que se van complementando, muchos son leyendas o eventos del pasado. Pero lo que a mí me impactó es el inicio: "Encuentra al hombre que me asesinó y te contaré detalladamente lo que hay en la otra vida". Es un genial inicio para una novela. ¿No lo creen?
El castillo Blanco es un libro con un final inesperado, es acerca de un viajero veneciano que cae prisionero.Se encuentra con un hombre idéntico a él, el cual pide su libertad para poder aprender de él acerca de las ciencias europeas. 
El libro negro narra la búsqueda de un hombre por su esposa, después de que ésta le ha abandonado sin dejar nada más que una nota. Intercalando durante el relato los articulos de un periodista famoso y polémico que también ha desaparecido, retrata la ciudad de Estambul y cómo el protagonista va redescubriendo su pasado al recorrer la ciudad.
La vida nueva es, dentro del mismo relato, el título de un libro que cambia la vida de las personas. Sin embargo, hay quienes quieren destruirlo e incluso atentan contra aquellos que lo conocen. Es una narración llena de pasajes un poco fuertes, pero que expresan la búsqueda de la felicidad y esa sensación de que sólo los demás poseen el secreto para alcanzarla. 
Son libros con miles de reflexiones, muy dificíles de sintetizar en una entrada de blog como esta, pero muy interesantes y que hacen posible el encuentro con otra cultura a través de los ojos de alguien que la vive todos los días pero que tiene la capacidad de ser crítico.
Amo a Orhan y ojalá algún día venga a México para pedirle un autográfo jajajaja
Nos estamos leyendo. Les agradaceré sus correcciones y comentarios

Sep. 3rd, 2012

Días dificíles

Llevo ya un año y medio en terapia, a veces pienso que no me sirve y otras veces que al menos me desahogo. Hace poco escuché que en nuestro tiempo surgen cada vez términos para designar males mentales o emocionales, tal vez antes no existían o no los nombraban como lo hacemos ahora. Puede ser que todo estuviera catalogado en conceptos de locura o melancolía, no lo sé. Algunos apocalípticos afirman que es por los males de nuestra era, el consumismo y el hambre por fama o reconocimiento, pero creo que eso ha existido con diferentes características: una busqueda de poder. 
He estado desde el principio muy entusiasta con lo que pudiera brindarme mis sesiones, pero últimamente no tanto. Me he dado cuenta que tengo un lado catastrofista, que en todo veo lo malo y en ese caso tampoco se salva la terapia. Desde el principio me he abierto a mis compañeras y sacado todas esas ideas que solo estaban en mi cabeza, comentando las situaciones más dolorosas o vergonzosas de mi vida para intentar resolverlas. Y sin embargo, heme aquí dudando.
Esa es mi naturaleza, soy una persona racional y no puedo evitar cuestionarme todo. Gracias a mis profesores.
Me doy cuenta que no son mis traumas infantiles los que determinan lo que seré en el futuro, que tengo que resignificarlos. Que tengo que darme cuenta de que soy capaz de atravesar situaciones dolorosas y sobrevivir. Que tengo que confiar en esa capacidad para lograr mis metas y mis sueños.
Sé que eso pasa conmigo, no me creo capaz, ni siquiera lo intento solo me rindo. La pregunta central es ¿quiero o debo? A veces pienso que quiero lograr todo eso que sueño (como ir a japón), pero inmediatamente pienso ¿Para qué? Ser feliz es algo importante pero pasajero, lo que quiero es tranquilidad, no quiero martirizarme pensando cómo pasar las materias o si lograre el promedio para mantener la beca. Es estresante la vida estudiantil, lo sé. Ya he pasado por eso toda mi vida, no he tenido tiempo ni de respirar. ¿Realmente quiero vivir así?
Ahora no tengo trabajo y ya casi me titulo si todo va bien. Pero siempre me presiona lo que los demás esperan de mi, esperan que además de buena estudiante, sea buena persona, con un novio (nunca he tenido), independiente y exitosa. Mi familia habla de todos mis primos como si fueran los más genial del planeta. Dos porque se casaron, los otros dos porque estudian y trabajan. Y como siempre voy y me comparo con los demás, para sentirme insignificante.
Quiero ser todas esas cosas que ellos quieren de mi, solo para que me dejen de molestar. Pero siempre tendré que llenar nuevas expectativas, también lo entiendo. Todo es tan racional dentro de mi mente, pero no puedo evitar este sentimiento. Torturándome todos los días para sentir que nada vale la pena. Lo dije en mi grupo y me pareció tan idiota lo que dije pero no lo he podido sacar de mi: no le veo sentido a todo esto.
Para que hacer todo esto, sé que soy un ser insignificante en comparación con el universo y con el mundo entero. Eso siempre me ha dolido pensarme a mi misma como parte de una gran masa de personas, sin identidad. No quiero vivir así, como uno más trabajando paras eguir sobreviviendo sin que mi vida parezca tener un sentido. No, no quiero eso.
Aunque nunca he pensado en el suicidio como una salida, contando con el miedo y el dolor, a veces como dice la canción de Queen: desearía nunca haber nacido. Todo sería más fácil, sin conciencia, sin preguntas, sin sentimientos, sin expectativas, sin suelos, sin todo esto. Nadie asegura que eso fuera creal, pero me encanta la prespectiva de solo ser polvo de estrella, gases estelares, materia oscura o lo que sea. 
Muchas veces odio que me hayan arrojado al mundo mis padres, en este mundo tan horrible. Sé que dicen que hay amor y atradeceres, cosas por las que vale la pena vivir, y las he conocido pero aún no es suficiente. No sé que hacer para encontrar una respuesta a mi existencia, no soy la única que piensa esto. Esto es lo que significa ser un humano, sentir. Odio que me digan "ánimo, todo va a estar bien", "échale ganas" y todas esas frases optimistas; porque no las siento. 
Seguramente este es un lapsus emo-tivo, una de esas etapas de depresión y nada más. Solo quería desahogarme, lo siento si les cae toda esta mala vibra a ustedes. 
Tags:

Jul. 25th, 2012

My tweets

Tags:

Jul. 23rd, 2012

My tweets

Tags:

Previous 10